bacteriofagos

Anuncian nuevas pruebas clínicas para terapia de fagos

La terapia de fagos sería una solución contra las infecciones resistentes a los antibióticos.

Desde 2013, investigadores de la Universidad de Helsinki en Finlandia, han recolectado bacteriófagos para combatir brotes de infecciones bacteriales resistentes a los antibióticos, y esperan iniciar pruebas clínicas de sus terapias en el corto plazo.

El objetivo primario de estas pruebas clínicas es probar la erradicación de las cepas de Escherichia coli resistentes a antibióticos, desde el intestino. También de bacterias resistentes causantes del Acne”  Señaló Mikael Skurnik de la Universidad de Helsinki.

Los bacteriófagos (fagos) son virus capaces de infectar y eliminar bacterias. Son los organismos más comunes del planeta y controlan el numero de bacterias manteniendo el balance ecológico en la naturaleza. Cada bacteriófago infecta a un solo tipo de bacteria, haciéndolos una herramienta de precisión en la batalla contra las infecciones bacteriales.

A diferencia de los antibióticos, los fagos no producen efectos nocivos en floras bacterianas a las que no están dirigidos.

Las primeras prueba clínicas del tipo doble-ciego han sido llevadas a cabo recientemente en Estados Unidos, el Reino Unido y Bélgica. Las pruebas se han concentrado en establecer la seguridad en el uso de los fagos como terapia, ningún efecto adverso ha sido observado hasta ahora.

La Unión Europea por su parte a fundado el proyecto PhagoBurn, donde se prueba la eficacia de los fagos en el tratamiento de heridas producidas por quemaduras.

Los fagos que serán utilizados en la nuevas pruebas clínicas han sido recolectados por las universidades de Helsinki y Jyvaskyla, los cuales comprenden una variedad de 200 fagos diferentes. La aislación y caracterización de cada bacteriófago fue realizada en laboratorios de las propias Universidades, en donde se asegura que la calidad y requerimientos sean similares a las de otras drogas.

También estamos discutiendo con otros científicos de la Unión acerca de como distribuir los fagos entre los diferentes laboratorios de Europa, esto podría ser posible si Europa poseyera 2 o 3 repositorios centrales, los cuales recibirían fagos desde los investigadores, los  caracterizarían y almacenarían, luego los distintos laboratorios podrían tener acceso a ellos desde sus repositorios”

Las pruebas clínicas serán llevadas a cabo en el Hospital de la Universidad de Helsinki, y una línea de productos preparados en base a fagos estará disponible en la farmacia del hospital universitario.

Escribe tus comentarios