e-coli

Estudiantes crean bacteria híbrida capaz de detectar químicos tóxicos

Lo lograron modificando la bacteria Escherichia Coli, a través de un software de bioingeniería.


Mientras que la bacteria E.coli está habitualmente asociada a mortíferos brotes de cólera, estudiantes del instituto de tecnología de Israel Technion, han desarrollado una forma de darle utilidad, usándola en un chip, para el testeo y detección de sustancias toxicas.

La solución llamada FlashLab, ganó la medalla de oro en la competición de biología sintética  iGEM del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Como otras bacterias, la E. coli posee una especie de tentáculos denominado flagelos, los cuales permiten que se mueva en ambientes líquidos. Específicamente, los flagelos le permiten a la bacteria nadar en sustancias como aminoácidos y azucares y huir desde otras sustancias.

Esta respuesta de la bacteria se produce por una reacción química llamada quimiotaxis la cual es la base de la solución del equipo de Technion.

En la naturaleza, la bacteria hace uso de proteínas receptoras denominadas quimiorreceptores para medir su entorno y reaccionar, el problema es que solo tienen una variedad limitada de estos receptores, lo que implica que hay muchas sustancias que no pueden detectar.

El equipo de Technion hizo 2 cosas para resolver este problema, primero, combinaron las proteínas receptoras de la E.coli con los genes de otros micro organismos llamados Pseudomonas, las cuales pueden detectar los estimulantes deseados, después, usando un software de bioinformática llamado Rosetta, crearon un receptor desde cero, con el que pudieron controlar el movimiento de las bacterias y detectar drogas o químicos como antihistamínicos, lo que anteriormente era imposible para la E.coli convencional.

Poner a la nueva E.coli en el chip FlashLab, permite a los usuarios testear sustancias toxicas de una manera rápida, efectiva y de bajo costo, todo lo que tienen que hacer es poner el chip en la sustancia para recibir una respuesta inmediata.

En principio, podemos detectar metales pesados, solventes orgánicos y algunos otros tóxicos. El chip es capaz de entregar una respuesta sobre la sustancia en tan solo 30 segundos” señalo Roee Amit, mentor del equipo.

Escribe tus comentarios