animals___dogs_a_child_with_a_big_dog

Los perros estarían genéticamente programados para amarnos

Así lo indicaría un estudio recientemente publicado en la revista cientifica Nature.

Es bueno saber que a pesar de los muchos defectos de la humanidad, alguien nos ama, y según un reciente estudio, ese alguien podría no tener otra alternativa.

Así lo indica un estudio publicado la semana pasada por investigadores de la universidad de Linköping, Suecia.

Según el estudio, el amor de los perros por los humanos estaría escrito en sus genes.

A diferencia de otros caninos como lobos, coyotes y chacales, los perros son naturalmente sociables hacia los humanos, lo que despierto preguntas de como desarrollaron esa afectiva personalidad. Un equipo de investigadores con el objetivo de resolver este enigma, tomó un grupo de perros de raza beagle y los hizo parte de un experimento que consistía en que los caninos trataran de acceder al alimento dentro de cajas con tapas transparentes.

Cada perro fue puesto frente a 3 cajas, una de las cuales tenia su tapa atornillada, haciendo imposible acceder a la comida. El punto del experimento era ver cuanto tiempo tardaba cada perro en pedir ayuda a un humano, ya sea a través de contacto visual o corriendo hacia él.

Diferente a los perros, los lobos son conocidos por su persistencia en resolver problemas y tareas difíciles, en cambio los perros parecen tener una tendencia natural a depender de la ayuda de los humanos.

El perro es uno de los pocos animales capaces de establecer contacto visual con los humanos.
El perro es uno de los pocos animales capaces de establecer contacto visual con los humanos.

Algunos perros del estudio fueron más reacios que otros a buscar ayuda, lo que permitió a los investigadores clasificarlos por orden de la sociabilidad. Luego tomaron el ADN de 95 perros con el menor y mayor puntaje de la escala, con el fin de analizar su genoma y determinar si algún rasgo genético particular podría atribuirse a una alta o baja afinidad por los humanos.

El equipo descubrió que 5 genes en 2 áreas genómicas distintas parecían estar ligadas a la propensión al contacto humano. Sorprendentemente, algunos de estos genes también están asociados con ciertos rasgos de la personalidad en los seres humanos.

Por ejemplo el gen SEZ6L que parece estar asociado a la dependencia de los perros por los humanos, esta también ligado al fenómeno del autismo. De igual manera otro gen que apareció en el estudio, denominado COMT, se encuentra ligado al déficit atencional y agresividad en adolecentes.

A pesar de estos resultados, uno de los autores del estudio Per Jensen señaló que los genes son probablemente sólo parcialmente responsables de la afinidad por los humanos, explicando que la contribución genética a esta variación conductual es sólo alrededor del 30%, por lo que el 70%  tiene más que ver con cosas como la experiencia.

Puedes encontrar los detalles del estudio en Nature.

Escribe tus comentarios